miércoles, 22 de octubre de 2008

¿Quién mató a la llamita blanca?

Hace un buen tiempo me pasaron la voz de esta película boliviana y recién tuve la paciencia de verla toda en YouTube (con las desventajas que eso supone).
¿Quién mató a la llamita blanca? es una película muy divertida ademas de fresca, irreverente, ágil. Es bacan poder ver el tratamiento de personajes y temas "andinos" con tanta conchudez e irreverencia. Me parece que nuestro cine - tanto el limeno como el "andino" - se queda corto frente a esta película, en cuanto a tratar temas andinos concierne. Creo que en muchos casos no podemos con los estereotipos y con una visión "documentalista" de los Andes. Pesa mucho la idea que sobre los Andes las historias tienen que ser necesariamente un reflejo de "lo real"... esto es, es difícil entender a los andinos como sujetos de ficción. (Esto estuvo por ejemplo en los problemas de la polémica sobre Todas las Sangres o en el mas reciente debate sobre Madeinusa). Este quizás no es el caso del reciente cine ayacuchano, pero en terminos de calidad del guion y actuación (mas allá de las limitaciones económicas) esta película boliviana se las lleva de encuentro.
Pero, volviendo a la llamita blanca.... se trata de una sátira, comedia negra, en la cual los héroes son una pareja de delincuentes de El Alto, Los Tortolitos. Ellos son bolivianos indígenas que terminan siendo delincuentes por las mezquindades de sus circunstancias. Los Tortolitos reciben un encargo que los llevara en un largo viaje hacia el Oriente boliviano, que tiene objetivos mas complejos de los que inicialmente se aparentan. A través de esto la película pasa revista por un sin fin de temas centrales en la constitución de Bolivia como nación. El problema colla-camba y la discriminación asociada, el narcotrafico, la pobreza, la inestabilidad política, los dilemas entre administraciones neoliberales y los movimientos indígenas, etc.
Tiene un manejo de efectos visuales que son relativamente elementales pero que son usados con una sorprendente creatividad y buen tino. No están de mas ni de menos, están bien. Desfases de sonido, duplicaciones de imágenes, animaciones asociadas son verdaderos aportes al producto. Aparte de la historia central, es sobresaliente la participación del narrador que asumiendo múltiples personajes anade no solo información sino hilaridad a la película. (Mi favorito, el comentario al final sobre el "yaaaa" que también usamos bastante en el Cusco).
Lo único que le criticaría es que hacia el final queda demasiado explicito la posición política de los realizadores. Creo que eso no era muy necesario pues en si misma toda la historia respaldaba esa visión, esto es, ese discurso ya estaba implícito y no era necesario explicitarlo tan directamente. Pero ese es un defecto menor.
La peli fue polémica en Bolivia porque obviamente esta planteada desde un punto de vista altiplanico antes que camba.
La aprobacion del referendum por el Congreso y el compromiso de Evo de solo tener una reeleccion (algo positivo a todas luces) marcan - ojala - el inicio de un proceso menos antagonico en el futuro de Bolivia o por lo menos ofrecen una luz en el fondo del tunel del que todos deseamos ver que Bolivia salga. Este contexto hace que este post no sea tan arbitrario y que nos podamos reir con relativa mas tranquilidad del escenario que la pelicula muestra.

Aquí esta la primera parte y luego ya van buscando las otras partes en YouTube. Están todas las partes.
Información básica sobre la película.
Otros comentarios en Bolivia.

3 comentarios:

Derik dijo...

No recuerdo donde leí algún comentario sobre esta polémica película, comparandola con otra titulada American Visa, o algo así. Y leer tu comentario y la posibilidad de verla en Youtube me introdujeron en ella.

Comparto en líneas generales tu comentario, destacando la irreverencia del enfoque, la permanente ironía de la situación. Es un punto de vista propio de la cosmovisión andina: cómo ven el mundo. Algo que, en efecto, aquí en Perú no ha sido todavía planteado abiertamente.

Ahora, hay aun bastantes problemas en la actuación de los actores, que saltan a la vista, que incluye al Mister Bolivia, este gringo Larsen (hijo de uno de los mayores terratenientes de Santa Cruz).

Y, al igual, que tu, me llamó mucho la atención el uso del termino "ya", muy parecido al que se hacía (no se si se hace todavía) en el Cusco.

Guillermo Salas Carreño dijo...

Esto del Mister Bolivia es muy chistoso. Ademas, el mister Bolivia de la pelicula es el mismisimo Mister Bolivia de la vida real!
La confusion/acusacion de la muerte de la llamita a Mister Bolivia (en lugar de a los Tortolitos) es ademas una forma muy aguda de mostrar los prejuicios. Como un gringo hijo de su madre que va en su 4x4 en el altiplano no va a ser culpable de matar una llamita blanca?! Y encima, lo niega el muy maldito!!! Alucinante.

Amazilia Alba dijo...

La estuve buscando en el Molino y no hay, me gusto mucho la peli.