lunes, 8 de septiembre de 2008

"Las Élites Cusqueñas"

He aquí, por fin, la prueba irrefutable que las familias de las que desciendo nunca fueron hacendadas. Esto pues desmiente meridianamente las retorcidas historias sobre mi y mis poco adinerados ascendientes que, entre chelas, me adjudicaban mis borrachosos pares estudiantes de antropología de la PUCP. El "caaaalla hacendado" utilizado vilmente para desautorizar mis comentarios ya no podra ser usado sin poner en evidencia simple ignorancia o malintencionada mala leche!
Bromas aparte, acaba de salir "Las Élites Cusqueñas" de Jose Tamayo Herrera y Eduardo Zegarra Balcazar bajo el sello del INC Cusco. Se trata de un libro de mas de 400 paginas en las que los autores conversan sobre sus conocimientos elefantiasicos de las familias de la élite cusqueña en el s XX. Se pasa revista a los grandes latifundistas, a aquellas familias hacendadas que perdieron su fortuna mucho antes de la Reforma Agraria, a la burguesía agraria y urbana, a los extranjeros que se afincaron he hicieron fortuna en Cusco, etc.
Es un libro importante en la medida que brinda un mapeo de estas élites y ademas brinda también una herramienta para el análisis de ciertas mentalidades, entre ellas por ejemplo la visión de intelectuales cusqueños ya bien maduros y de cierta extracción social - me refiero a los autores - sobre a la élite y sociedad cusqueña.
Su lectura no es necesariamente fácil pues es una extensa recopilación de chismes - en un sentido amplio del término - sobre estas familias, no es sistemática, y no se encuentra articulada por un aparato conceptual explicito. Si bien hay momentos del texto donde se menciona a algunos teóricos de la historia y se dialoga con algunos autores que han escrito sobre Cusco - como Marisol de la Cadena por ejemplo - en general el texto carece de un análisis explicito de lo que ha venido pasando con las élites en el Cusco (Me refiero a algo comparable con lo que hace Alejandro Diez en su relativamente reciente libro sobre élites en Puno y Ayacucho, libro que se puede bajar de la red).
Sin embargo, tal como esta el libro es valioso pues para muchos que nos interesamos en la historia del Cusco y de sus posibilidades seria muy difícil poder reunir la infinidad de datos que en este libro se consignan. Este es pues un nuevo aporte a la documentación histórica del Cusco que es bienvenido y agradecido.

ACTUALIZACION:

Hay algo interesante que ha pasado con este libro. Parece que los cusqueños (o mejo dicho, algunos cusqueños) andan muy ansiosos por conseguirlo y leerlo. Ya me lo habían mencionado en los comentarios. Pero esto siguió. Esto fue claro por la cantidad de hits que tiene este post, ciertamente algo inusual para este humilde blog. Luego esto fue reafirmado por comentarios de amigos de distintas procedencias. Parece que hay una ansiedad en cierto sector de cusqueños en "encontrarse" entre las élites. Lo explicaba un poco porque como no hay élites claras ahora y las élites antiguas de señorones hacendados se ha difuminado. Y pensando un poco, a riesgo de equivocarme, me atrevo a pensar que si uno pretende ser de la antigua élite cusqueña no hay casi otra opción que reclamar con orgullo ser descendiente de algún hacendado... Pero, me pregunto yo, por qué tanta gente habría que estar tan ansiosa por verificar que el abuelo o el tío segundo fue un hacendado que ahora debe andar condenado devorando humanos y tratando una y otra vez de llegar a la punta del Ausangate para pagar por todos los abusos cometidos con los runas cuyo trabajo gratuito le permitía tener las comilonas que se daban con la "gente decente" que invitaban a su casa hacienda? Creo que el ser descendientes de hacendados no hace más ni menos a nadie, pues total uno no tiene la culpa ni el mérito de lo que sus ancestros hicieron. Pero otra cosa bien distinta es, a estas alturas, enorgullecerse de eso!
Bueno, hay que anotar también que los autores del libro son poco críticos con los lados oscuros de estas élites y hasta cierto punto sus chismes tienen pues cierta frivolidad rancia.

Ver también aquí.

Fotos de Martín Chambi.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Guillermo,
tuve orportunidad de estar en la presentación del libro en el club cusco. no creo que algun libro haya congregado a tantos cusqueños...lleno total y lo mas sorprendente, el libro, a pesar de su precio, se vendía. supongo que será el libro mas vendido del cusco. creo que todos buscaban entre las paginas el nombre de sus ascendientes, bueno esto es una suposición tal vez malvada. fue una reunión bastante larga ( mas de dos horas de presentación)y creo que tambien reunió a una gran cantidad de herederos de las elites mencionadas en el libro.
considero que este libro, ademas de rico en anécdotas, es una fuente de primer orden para estudiar y tener un derrotero de que buscar si uno quiere saber sobre las élites cusqueñas. es la tradición oral que se está perdiendo en el cusco, donde antaño, los abuelos contaban las peripecias de las distintas familias y por supuesto sus entroncamientos.
carlos olazábal

Guillermo Salas Carreño dijo...

Hola Carlos. Gracias por el comentario. Es muy interesante esto que cuentas. Parece que cierto estrato de cusquenos no solo tenemos una obsesion con los que imaginamos como nuestros lejanos anceestros - los incas - sino tambien respecto a los no tan lejanos poderosos de hace un siglo.
Esto es comprensible en un contexto en el que no estan claras cuales son las elites actuales y en el que definitivamente las antiguas familias de hacendados ya no lo son.
Muchos saludos,

Edgar dijo...

Estimado Guillermo:
He tenido la oportunidad de dar sólo una hojeada al libro pero me gustaía leerlo. Sabes dónde lo están vendiendo? Como a todo cusqueño, me pica la curiosidad qué se menciona sobre nuestras familias.
Edgar Cuadros Ochoa

Anónimo dijo...

hola alguien podria decirme donde puedo adquirir este libro, ?

Anónimo dijo...

Ubiqué el Libro en la Librería Crisol del Jockey Plaza

Guillermo Salas Carreño dijo...

Gracias por los comentarios. Yo estuve lejos de internet por unos días. Aunque tampoco hubiera podido contestar la pregunta para Lima pues estoy en Cusco.
Saludos,

aulicovuelve dijo...

Guillermo,
He leido varias partes del libro, y en realidad me hace recordar a mis tias viejas hablando con nostalgia del Cusco y de las haciendas, que como tradición oral tiene mucho valor pero en realidad no hay mucha investigación sólida detrás. Muchos datos sueltos, y muchos recuentos de salón.

En algunos casos me parece que ha podido usarse fuentes para validar información que vaya mas allá de las leyendas urbanas. Por lo menos que accedan a la página en línea de los archivos de indias para que tengan mayor sustento histórico (http://pares.mcu.es/)

Como recuento de tías me parece interesante que se haya sistematizado esta historia oral subjetiva, que todos de alguna manera en algún momento, entierro, velorio, misa, o lo que fuere que reune a los cusqueños, pudimos escuchar... pero de alli a ser un libro de historia me parece que le falta mucha solidez y seriedad.

Pensé que lo subjetivo que tambien fue el libro anterior, Historia Social del Cusco Republicano, había cambiado o en todo caso con la edad Tamayo había madurado.... mehace pensar mucho en un libro antiguo de Monseñor Herrera Pinto titulado "La Cuna de Ricardo Palma".

Estuvo bueno para el te y las galletitas.

Guillermo Salas Carreño dijo...

Si pues, no faltan razones a lo que dices. Esto, no se si con éxito, lo trate de comunicar en el post original: "Su lectura no es necesariamente fácil pues es una extensa recopilación de chismes - en un sentido amplio del termino - sobre estas familias, no es sistemática, y no se encuentra articulada por un aparato conceptual explicito."

aulicovuelve dijo...

Efectivamente. En el caso de los Saldivar, hacen referencias sueltas a manera de chisme. COmo puede alguien que se dice historiador (es historiador? o abogado?) mencionar en un punto sobre Cernadas... "quien dicen que fue oidor". En ese caso no hay dos respuestas, o lo fue o no lo fue, no puede quedar en el aire.

Como le digo a los niños en clase de Historia, la historia no es una adivinanza, la respuesta es una y por lo menos hubieran investigado si Cernadas fue o no oidor.

Con respecto a las familias cusqueñas, se habla poco del movimiento intelectual de izquierda... por ejemplo hay un bonito libro que se me ha picado todo por la calidad de papel que se llama Asi Nacio el Cusco Rojo... ojala lo vuelvan a imprimir pero en mejor papel.

Saludos, Aulico

Anónimo dijo...

Hola Guillermo, dias despues de presentado este libro, un amigo cusqueño de largo apellido me comento indignado acerca de este acontecimiento (ya que los apellidos y el origen es aun un tema recurrente en las conversaciones locales) porque en el solo se realizo una palida mencion a su familia y no la apropiada como segun el era lo devido por su antiguedad y prestancia, dias despues otra persona con solar en la misma plaza de armas, llego a mostrarme el arbol genealogico de su familia, donde se podia ver los entronques y alianzas de esta familia alo largo de los siglos con antiguos linajes de Lima y de España, curiosamente esta familia tambien habia sido mencionada solo de "pasadita" en este libro.
Luego de indagar un poco en la veracidad de estos hechos, comprendi que si, este libro solo se habia enfocado en un grupo determinado, cuando, aun hay muchas familias distinguidas deeendintes de los antiguos habitantes de esta vieja urbe, que felizmente conservan su memoria historica, y que no necesariamente estuvieron relacionados con la tirra en la dimencion de los grandes terratenientes, ya que solo poseian pequeñas quintas o casas de campo fuera de la ciudad, que fueron magistrados, funcionarios publicos o catedraticos, un grupo con gran peso politico y social y muy bien diferenciado de la famosa "Sociedad Agropecuaria del Cusco", entonces hay mucha mas informacion y ahi no se toco. Al final y luego de mucha discucion, recogi una de las impresiones mas vivas que escuche a lo largo de los años respecto a esta clase social que domino el Cusco despues de la independencia, osea los resagos de los militares y curas con buen oficio que supieron sacar partido de los tiempos revueltos, y lo dijo la tia de uno de los amigos indignados: "Ahi, solo estan las elites chacareras..." cierto o no, si es verdad que quiza el pequeño defecto que adolece este importante material de consulta para futuros investigadores, es el titulo que peca un tanto de pretencioso, ya que decir elites, es abarcar una dimencion mas grande de lo que en verdad este grupo significo para el Cusco, y no digo para el pais ya que a todas luces no dejaron la mas absoluta huella, hasta el indigenismo lo llevo a Lima Sabogal, solo en el campo de las artes fueron el peor mecenas que se pudo tener, pensar en tanta riqueza acumulada que no llego a patrocianr nada importante en el campo de las artes es triste y es el mejor ejemplo para entender a la añorada "edad de oro" del Cusco.