martes, 21 de octubre de 2008

Illapa y San Blas

Se me ha dado por escribir un par de posts de cusquenismo incaista acritico. Este genero de ficcion tiene varios subgeneros. El que me ocupa en este post es uno de los mas comunes. El narrador, generalmente cusqueno urbano relacionado con el turismo, habla en primera persona plural en nombre de los cusquenos, categoría que conforme trasncurrre la narración se convierte también en los incas. Este nosotros se opone a los otros que normalmente son los españoles (no importa que el narrador hable o escriba por lo general en castellano y que tenga muchas veces uno o ambos apellidos hispanos). En este tipo de narrativa se producen saltos temporales audaces en los que se omite sin complejos unos 400 anos de historia entre la llegada de los españoles y la consolidación de la colonia (que tomo unos mas o menos 50 anos) hasta el presente que casi siempre comprende algo así como desde el movimiento indigenista o desde el terremoto del cincuenta.
Pero en fin, no voy a aburrirlos mas con esta cháchara tonta, sino que hay que ir al grano. Aunque no estoy seguro si mi narración saldrá acorde con la descripción que hice arriba, pero en fin, ya veremos.
Y es que estuve leyendo las Fabulas y Ritos de los Incas de Cristobal de Molina y algunos de sus fragmentos me hicieron recodar algo que creo hace un par de años. Pero primero vayamos a la evidencia etno-histórica.
Cristobal de Molina, mas o menos por 1580, escribio este libro. Entre las cosas que dice sobre las grandes reformas que hizo Inka Yupanki - mas conocido como Pachakuti - cuenta sobre la edificación de las casas del trueno:
También este hizo hacer la casas de Trueno; hizo hacer una estatua con la figura de hombre de oro e hizo poner en el templo que hizo hacer para el en la ciudad del Cuzco y en todas las provincias juntamente con las del Sol y el Hacedor.
Respecto a esto Cobo dice:
Tenia también el Trueno templo aparte en el barrio de Tococacha, en el cual estaba una estatua suya de oro en una andas de lo mismo, que hizo el Inca Pachacuti, en honor del trueno. Y la llamo Intiillapa; la cual tomo por hermano y mientras vivio la trajo consigo en la guerra.
El templo de Inti Illapa, el Trueno del Sol, estaba ubicado en lo que ahora es el templo de San Blas que antiguamente se llamaba Toqokachi, o Hueco de Sal.
No se de otras evidencias ni antecedentes del enojo de Illapa posiblemente debido a que una intrusa escultura de San Blas, Obispo de Sebaste (Armenia) alla por el s III (al pobre, despues de torturarlo mucho, lo decapitaron), esta ocupando su sitial en un edificio que seguramente es bastante mas monse que el que fue su templo. (Si, ya se que el pulpito de San Blas es bien chevere).
Esta es seguramente la razon por la que hace un par del años un rayo fulmino el campanario del templo de San Blas. Fue bien loco. El rayo fue bien certero. Le achuntó a la cruz del campanario, y haciendola caer le dio de cutivueltas a la cruz que esta ahi abajo al pie del campanario. Dos cruces destrozadas de un solo tiro.
Claro, quizas mi interpretacion sobre el enojo con San Blas no sea la mas correcta. Todo es muy confuso. Pero vayamos por partes.
Quizás Illapa esta en bronca con las cruces y no con San Blas en si mismo, porque de sino le habría caído el rayo al mismito San Blas y ya tendríamos una imagen menos para el Corpus Christi (evento que por cierto también nos llena no solo el estomago de chiriuchu sino el pecho de orgullo). Pero, es sabido también que las cruces que abundan en Cusco y en la región están lejos de ser iconos del objeto de tortura donde mataron a Jesús de Nazareth. Estas son mas bien seres en si mismos con distintas personalidades y peculiaridades a las que hay que velar en Mayo para que estén tranquilas y nos ayuden el resto del año.
Por otro lado, esta todo el rollo ese en el que Illapa habría tomado otro nombre y ahora se hace llamar Santiago... y se habría mudado bastante lejos de San Blas.... Entonces, por que Illapa si ya se ha trasladado a Santiago se mete con San Blas que esta alli tranquilo con sus antiguos feligreses que se cruzan en sus pintorescas callecitas con su nueva feligresía de bricheros de todo estilo, gringos voluntarios y demás vagabundos en busca de su Cusquenian Dream? O es que Illapa no esta de acuerdo con la escandalosa vida de los nuevos sanblasinos... dudo de esto pues cualquiera que haya leido las crónicas se habra dado cuenta que los incas andaban chupando mas y mucho mejor que estos pobres bricheros.
O quizás, fue una advertencia al arzobispo para que se deje de andar haciéndolas de emprendedor capitalista con los bienes monumentales de todos nosotros. (Nueva joya del arzobispo: Por primera vez desde que tengo uso de razón el reloj de la catedral esta parado... ya van como cinco meses y no quiere soltar un duro para poner el reloj a trabajar. También hay todo un rollo porque tiene plaeado vender los terrenos del Seminario San Antonio Abad al Jockey Plaza... y a la gente esa idea no le gusta). Ver también aquí y aquí.
Todas estas posibilidades, que apuntan a los procesos históricos por los que las sociedades cusquenas han venido pasando, son por lo general silenciadas en los discursos del cusquenismo incaista acritico. Lo que sobresale en este genero son los contextos en los que lo inca/andino/cusqueno se opone con meridiana claridad a lo espanol/foraneo/occidental. Y claro, lo que tiende a resultar son relatos algo chatos y maniqueos.... y bastante problematicos como ya lo trate de explicar aqui, aqui y tambien aqui.
Las razones verdaderas de como interpretar este fenomeno seran quizas siempre un misterio insondable. Pero de que sucedio si pues sucedió... y de si eso tiene algo que ver con el Illapa de los incas... bueno... poniéndonos serios... no podría afirmar ni negar contundentemente nada pues eso esta en el plano de lo religioso y de las creencias... algo sobre lo cual la ciencia dura no puede decir gran cosa y yo no tengo mayor animo en dar una opinion concluyente. ¿Como sera pues? ¿Cual sera pues la realidad?
Lo que me sorprende es que esto no haya causado mas revuelo en el Cusco. Este notable evento, la destrucción de las dos cruces del Templo de San Blas por Illapa, fue el comentario de unas semanas pero no tuvo un impacto mayor en la conciencia telurica de los cusquenos. En fin. Misterios por resolver.

PD:
La única personalidad que rescato este evento fue Juan Javier Salazar. Juan Javier no es cusqueno sino limeno (oh no!) y es uno de los mas importantes artistas conceptuales peruanos contemporáneos. Pues bien. Juan Javier tuvo pensadas intervenciones en lo que quedaba de la cruz de San Blas que lamentablemente no se llevaron a cabo (ver el segundo video abajo). (Información sobre Juan Javier Salazar aqui, aqui y aqui.)

Para conocer a Juan Javier Salazar (hay 7 partes de esta presentacion, buscarlas en YouTube).



y aqui esta la parte en que habla sobre el Rayo y San Blas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi me dijeron que fue "castigo divino", o "advertencia divina" por que los cusqueños dicen estan adorando más al dinero que a Dios.
Saludos

Juan Salas dijo...

Lo del rayo de Juan Javier sobre la cruz de san Blas no se hizo, es un proyecto que no se ha realizado.

Guillermo Salas Carreño dijo...

Correcto no se ha hecho. Luego de ver el video no corregí el texto. Ya lo corrijo ahora.