domingo, 24 de agosto de 2008

Llaqtaypa Violincha

El otro sábado me di una vuelta al concierto de violín anunciado en el Qorikancha y me di con la sorpresa que no solo se trataba de un concierto sino que este estaba asociado a la presentación de un CD sobre el violín vernacular en el Perú: Llaqtaypa Violincha, Folk violin from Peru.
Este CD es el resultado de la sostenida pasión de Daniel Zamalloa por la música popular peruana y en particular por el violín.
El disco incluye 18 piezas todas de diferentes regiones del país. Si bien la mayoría de pistas son de aires serranos también hay una pieza loretana, una chinchana, una de Sechura, otra de Lamas.
Entre las piezas que mas me gustan están las de Huanuco/Ancash, en particular el canto de pallas Rucu Huanuy (la muerte del viejo). Tambien soy fanático dell entrañable violín de la región oeste de Apurimac, Ayacucho y Huancavelica. En este el referente clásico es obviamente la música de la danza de tijeras, pero allí también están los toriles acompañados de Waqrapuku.
El disco incluye un folleto con información breve pero bien informada e interesante para los aficionados a la música popular y el violín. Hay una introducción general al tema del violín vernacular y pequeños textos sobre cada una de las piezas que incluyen información sobre el genero, donde se practica, las letras si las hay. El folleto incluye también un listado de referencias a las cuales uno puede recurrir si es que le provoca saber mas sobre la diversidad del violín en el Perú.
En fin. Solo decir que recomiendo este CD y felicito con todo entusiasmo a Daniel por el.

Aquí pueden escuchar fragmentos de las canciones.
Aquí la pagina web de Daniel Zamalloa.

2 comentarios:

luhram dijo...

Hola Guillermo, buen dato el de la música de Daniel Zamalloa, me gusta mucho la música de violín y arpa de la zona sur de Ayacucho y tengo pocos trabajos que recopilan esta música, veré la forma de hacerme de este CD.

Un fuerte abrazo de un cusqueño que reside hace tropecientos años en Lima.

Luis Ramos.

Guillermo Salas Carreño dijo...

Un abrazo también, Luis. Gracias por tu comentario.