viernes, 20 de agosto de 2010

Acerca de algunos blogs cusqueños


César Alberto Venero Torres cumplió su amenaza y publicó un articulo sobre blogs cusqueños (Parlante 14) en el que esta irregular y humilde bitácora ha sido mencionada. Gracias a los apus no se le ocurrió citar variados desvaríos que salieron de mi boca en la corta entrevista que tuvimos en el legendario Café Extra. Hablé con él mucho después de haberlo visto muchas veces como motor de El Alucine, el cine club en el local del Puklla, esfuerzo que mucho se le agradece. Y también por estos blogs que no se mencionan en su texto: ¡Ese pequeño salvaje! (ahora en receso) y también el proyecto La Prensa de Contacto.

¡Haciendo click! La revolución de los blogs en el Cusco.

 César Alberto Venero Torres

En los últimos años ha ocurrido un verdadero remezón (de escala 2.0) en esa infinidad llamada Internet. La aparición de los weblogs, o simplemente blogs, ha cambiado nuestros hábitos y superado muchas barreras informativas. Los autores son sencillos ciudadanos que, motivados por la gratificación del reconocimiento sincero, han logrado lo que muchos medios tradicionales de comunicación ya quisieran ostentar: conectar con su público. Aunque para muchos el “bloguear” ya no es novedad, en momentos en que Parlante lanza su versión virtual queremos mostrar algunas singulares experiencias desde la blogósfera cusqueña.
Si la comunicación parte de un trinomio perfecto: emisor-mensaje-receptor, el Internet 2.0 tiene en la interacción su razón de ser. Según el periodista norteamericano Mark Briggs “los usuarios de Internet no se conformaron con el papel de simples consumidores de informaciones. Ahora son prosumidores, crean y modifican sus propias informaciones. Son emisores y receptores a la vez(1)”. Los ejemplos para esta aseveración sobran, pero el estandarte lo lleva el surgimiento de los weblogs.
Los blogs son sitios webs en los que, a manera de diarios o bitácoras, uno o muchos autores se estimulan con la libertad de publicar lo que crean conveniente. Los contenidos se colocan en el blog de manera cronológica y si se quiere, puede recibirse comentarios. En resumen, “el hazlo tú mismo” en su sentido más generoso. Por eso, en esta gran aldea global, circulan muchos blogs para cientos de millones de internautas. Los cusqueños no son ajenos a este impacto e incluso sacan ventaja desde su trinchera virtual.

Red de Reyes 

En nuestra ciudad existe un sinnúmero de medios de comunicación, sean escritos, radiales o televisivos, pero paradójicamente padecemos de una crónica carencia de información relevante y oportuna; esta situación empeora aún más con un torpe tratamiento informativo que busca agradar a una audiencia poco exigente. Casi siempre los comunicadores y el público prefieren la opinión encolerizada a un sustento investigativo sólido.
Los blogs cusqueños parecen haber llegado justamente para oxigenar esta cargada atmósfera aprovechando al máximo las ventajas del Internet. Así, reaccionan de inmediato a los sucesos que de verdad se convertirán en noticia y no solo en el ámbito local. O discuten a fondo asuntos relevantes que en los medios pasan desapercibidos, o se especializan en aspectos importantes de la cultura que estuvieron ausentes desde hace tiempo en los otros medios porque se piensa que no venden. Y por si fuera poco todo esto lo hacen  combinando los lenguajes que más gustan a los usuarios.
Esto lo sabe bien el periodista local John Páucar, quien mantiene desde Lima el videoblog de entrevistas Locotidiano. “Creo que trabajar contenidos en Internet brinda todas las ventajas del mundo porque tiene una flexibilidad para mezclar formatos y lo más bacán es que estos formatos distintos (textos, imágenes, video) se complementan y pueden ofrecer una visión más interesante de una noticia o de una información”, responde Páucar a nuestras preguntas por correo electrónico con la rapidez de un virus informático.
“Alternativo” e “independiente” no son tampoco palabras ajenas para Enrique Riveros, un comunicador que en su periplo universitario participó en el taller cultural Pachawaray, desde donde impulsaba la fabricación de mimeógrafos artesanales para elaborar boletines en zonas populares. Ahora Riveros forma parte de una empresa cuyo travieso nombre se reconoce más por Internet: Saqra editores. “Inicialmente la revista que teníamos pensada era impresa, pero nos dimos cuenta de que las tendencias cambiaron y optamos por lanzar una versión virtual que mire el mundo con los ojos del Cusco, los ojos de un andino. Lo que queremos hacer en Saqra es ser nosotros mismos, no imitar absolutamente a nadie, buscamos el dominio de la emoción sobre la razón”.
Casi siempre asociamos el ejercicio democrático con el acto de sufragar, pero una cabina de Internet es lo más alejado a una cámara secreta. Sirve mucho para elevar el nivel del debate coyuntural. Los temas más recurrentes que  abordo son los que tienen que ver con mis intereses académicos, el cómo nos jerarquizamos los cusqueños, nuestras diferencias culturales, el quechua como lenguaje moderno y algunas formas de discriminación…”, el antropólogo Guillermo Salas regresa a su ciudad natal para una investigación doctoral y encuentra un Cusco muy diferente al que dejó. Quimeras seductoras es su bitácora virtual, un blog que sabe de dónde viene pero desconoce a dónde llegar. “Hay cantidades industriales de basura en la red y sabe Dios qué sentido tendrá publicar ahí algo realmente”, Salas modera sus expectativas en un cafetín sin conexión Wi-Fi.

El sorprendente hombre (tel) araña

Se dice que los “bloggers” (o autores) más exitosos son aquellos que se vinculan naturalmente con un público cada vez más ávido de voces inconformes. Marco Moscoso Velarde no se considera un líder de opinión pero es conciente de la gran notoriedad de su proyecto El Caminerito en la cholósfera nacional. Muchos creían que con la llegada de los blogs se quería reemplazar a los medios tradicionales, pero la idea es que todos se complementen y captar el lenguaje de este nuevo medio y usarlo. Para mi el Internet es ahora conversación global, que empieza desde lo local. El Internet más que aportar a la globalización, ayuda a la localización”, declara un pausado Moscoso, sobreviviente del mundo de la radio, la televisión, la música electrónica, el videoarte y los fanzines independientes locales.
El gran mérito de El Caminerito es el haber trascendido su espacio. Durante la temporada de emergencias por las lluvias, este weblog se convirtió en un referente informativo para diversos medios de comunicación nacionales. Moscoso iba a los lugares devastados sólo con un teléfono celular para así publicar en tiempo real fotografías y datos relevantes. Con la ayuda de los mapas satelitales de Google detalló los problemas suscitados y los centros de acopio de víveres en toda la región. Y no conforme con eso, convocó y organizó (por Internet, claro está) a un grupo de colaboradores para llevar apoyo emocional a los niños damnificados. Ahora El Caminerito es seguido por cientos de fanáticos, quienes se identifican con el estilo amigable y la buena onda de su autor. Unas frases describen esa humildad de quien cree que hace poco para el mundo: “Siempre existirá la necesidad de compartir. Dicen que el Internet abstrae a las personas, yo más bien he conocido a mucha gente valiosa de carne y hueso.  Internet me permite estar menos solo”.

¡Blogalízate!

Revisando el ranking de Perublogs(2), un directorio que agrupa a los más influyente blogs producidos desde nuestro país, encontramos dos páginas cusqueñas entre las doscientas mejor posicionadas en Internet. Urbanotopía (puesto 45) y Dragostea (puesto 164) tienen a la literatura como eje central y es curioso saber que su administración recae en una misma persona. “El primero lo trabajamos bajo el concepto de la bola de nieve, que mientras cae crece. Toda persona puede publicar sus textos pero siempre y cuando mencione a otros cinco poetas y estos a su vez inviten a cinco más. Ya contamos con una red de 300 poetas en Urbanotopia y la curaduría de Perú siempre se ha manejado desde Cusco. Mientras que Dragostea es el blog del grupo editorial que fundamos en Arequipa con mis compañeros de facultad y nos sirve para intercambiar ideas con nuestros lectores. Como es un espacio bastante abierto, han surgido polémicas porque publicamos hasta los insultos que nos dedican”, el escritor Jorge Vargas se presenta cauto dentro de la usualmente desaforada cholósfera.
Cierto es que uno de los propósitos esenciales del Internet 2.0 es el de fortalecerse como espacio de debate y opinión. Lectores asumen posiciones a través de comentarios, donde incluso las MAYÚSCULAS sirven para levantar el tono de voz y los signos de puntuación refuerzan un parecer [:), , :’(, , :0, :p, :d, J, L]. No obstante, como comentaba Jorge Vargas, el anonimato permite que casi siempre la hoguera se encienda en las visitadísimas bitácoras literarias. El arquitecto y editor de revistas literarias Julio Perea esboza una explicación: “Los blogs literarios se han vuelto solemnes. Quieren parecerse a los libros, hay una preocupación excesiva en su prosa. La idea inicial de difundir desinteresadamente se ha perdido y su uso se ha banalizado. Ya no hay nada nuevo que comentar”.

Mi choledad privada

Como en nuestra ciudad el “bloguear” o “postear” no es una actividad que por ahora dé réditos económicos, muchos autores deciden abandonar sus bitácoras en el callejón de la desactualización. Algunos expertos vaticinan la pronta muerte de los blogs a manos de otros juguetes tecnológicos como el HI5, Facebook o Twitter. Estas redes sociales, si bien se han adherido simbióticamente a los blogs, vienen capitalizando rápidamente la preferencia para producir y sobre todo difundir información. Ahora son las propias noticias las que buscan a los interesados y no al revés.
Tal vez esto poco le interese a la artista Valerie Velasco, creadora de un personaje virtual que simboliza a la chola power, la mestiza graciosa o mamacha aguda que se enfrenta a los prejuicios. “Erminia primero salió en viñetas para El Caminerito y después  paso a ser una obra de arte, se mudó al lienzo y se expuso en salas. Ella en toda mi carrera es el concepto más fuerte que tengo y con el que me identifico más”, manifiesta una risueña Valerie. Ella supo aprovechar la popularidad de Erminia y la ha convertido en una marca registrada en el INDECOPI. Polos, peluches y demás mercadería tienen como protagonista a la “niña de sus ojos”. Cuando hablamos de Erminia, casi sin darnos cuenta la tratamos como singular chica-vieja que navega fácilmente en las aguas bravas del Internet. Total, la que tiene una cuenta en Facebook es Erminia y no su mamá.
Ya sea como medio alternativo de comunicación, espacio para propiciar el debate, el inicio de un fulgurante negocio o lugar de refugio para noches insomnes, los blogs pasarán a la posteridad como uno de los pocos inventos que construyeron su historia gracias a todos nosotros, los millones de ciudadanos que creemos en el poder de nuestra revolucionaria curiosidad.
(1)    Briggs, Mark. Periodismo 2.0, una guía de alfabetización digital (2007).
(2)   http://www.perublogs.com/top100.php – 08-07-2110

No debes dejar visitar y comentar en:
Sí, acepto
El Centro Guaman Poma de Ayala también cuenta con un blog que se actualiza constantemente (http://www.guamanpoma.org/blog/). Además puedes  aceptarnos como “amigos” y seguirnos en Facebook y en Twitter.
---- 
Yo por mi parte recomiendo el blog de Pablo del Valle, Desierto en el desierto. La verdad es que no esta escrito desde Papúa del Este, sino desde el Cusco. 


Foto tomada por Luis Figueroa pirateada de aquí

1 comentario:

jordim dijo...

Voy a darme una vuelta por esos blogs.